[La Cuarta] Caperuza del Centro Complettitud enseña a echar las malas vibras de la casa.

Caperuza del Centro Complettitud enseña a echar las malas vibras de la casa.

Aunque el renombrado “mal de ojo” mete cuco entre los veteranos, las generaciones más contemporáneas apenas pescan su real incidencia. Al menos, así juran los que cachan del tema.

“El mal de ojo sí existe y viene desde la envidia. Es mirar mal”. Con esta frase, la terapeuta espiritual Katherina Ceriani confirma la presencia de oscuras energías que provienen de la mirada.

“Es a través de nuestros ojos desde donde sale toda nuestra energía y cuando una persona hace un mal de ojo, vuelca todo lo negativo que siente. La envidia escapa desde ahí a la otra persona”, explica la caperuza Complettitud.

Puedes revisar nuestra participación a continuación: [La Cuarta] Caperuza del Centro Complettitud enseña a echar las malas vibras de la casa.